Las redes sociales “vivas” y “muertas” de 2016

23 de diciembre de 2016

social-media-

2016 ha sido un año bastante agitado a nivel de redes sociales. Uno de los retos de toda agencia de comunicación no es solo estar al día de cómo evoluciona cada una de las plataformas, de cómo influye el cambio de algoritmos o cómo la sociedad percibe cuál de ellas es la que más cumple sus necesidades. Por ello, en Comunica Tu Flow tenemos muy claro cada vez que un cliente nos pide una estrategia de redes sociales que:

  • Es recomendable hacer una estrategia no más allá de 6 meses, dividida en dos periodos de tres meses cada uno. Para adaptarnos mejor al mercado cambiante y sobre todo a las necesidades del cliente.
  • Que no todos los clientes necesitan todas las redes sociales. Cada una cumple una misión diferente.
  • Que cada red social tiene un lenguaje diferente, y el contenido debe adaptarse a él.
  • Que hay que apostar por las redes del momento y no tener apego por las que están desapareciendo.

Por ello, hoy queremos hablarte de qué ha pasado con las redes que la gente y las marcas han dejado de usar, o siguen usando y no obtienen el mismo feedback. Y las otras que siguen vivitas y coleando e incorporando nuevas funcionalidades que les permite liderar al mercado y adaptarse a los tiempos.

Es indiscutible que los actores principales siguen siendo Twitter, Facebook, Instagram y Whatsapp. Las cuatro redes han entendido en 2016 que las mejoras e incorporaciones de nuevos servicios les iba a permitir estar en la cresta de la ola. Todas ellas también han tratado de adaptarse a las necesidades publicitarias tanto de las grandes como de las pequeñas marcas, pero como veremos más adelante, a alguna de ellas no le ha sentado tan bien el enfoque publicitario, porque ha ido en detrimento de la calidad de contenidos del usuario común.

Por otro lado, Telegram se está asentando como la otra red privada -unida a Whatsapp- utilizada por personajes influyentes, políticos, marcas o inclusos espacios mediáticos que a través de los grupos de esta red social lanzan avisos,  noticias o propuestas de forma segura y multitudinaria. No obstante, no ha incorporado nada más que no sepamos ni que haga que por costumbre dejemos de mirar Whatsapp como nuestro servicio de mensajería tradicional para comunicarnos a través del móvil.

Innovaciones de las redes líderes 

Renovarse o morir: ya lo dice el dicho. Por ello, las redes que reinan en el mercado han ido adaptándose al gusto del mercado y hemos notado como todas han apostado por el vídeo de alguna forma.

redes sociales

Twitter. Comenzamos el año maravillándonos con el streaming que nos permitía Periscope. Nos comunicó con bloggers al otro lado del océano, o incluso pudimos seguir grandes tragedias, como el tiroteo de un americano, que murió en el momento en brazos de su novia, que era la que decidió retransmitirlo en Periscope. Su hegemonía le duró poco, porque la red de redes, llegó poco después para pisarle los talones.

Facebook. Poco después de ser conscientes que los usuarios de la red podían cambiar el mundo con el streaming de Periscope, Facebook lanza Facebook Live para alegría de sus adeptos. Ofrecía algo más que a Periscope le faltaba en ese momento, streaming a través del ordenador, emoticonos en directo, una conexión mejor a través de sus servidores (Periscope solía fallar bastante). Y lo que es mejor: nos ofrecía un mapa mundi cada vez que buscábamos los LIVE de acontecimientos a través de su hasthag, como en el caso del golpe de Estado de Turquía.

Instagram. Viendo las tendencias de vídeo, Instagram  nos dio más tiempo en cada post: hasta un minuto. Comenzamos a disfrutar de vídeos originales al más puro estilo VINE. Y vídeos de todo tipo: desde recetas hasta trailers de un evento o falsos directos de cualquier acontecimiento. Creíamos que se quedaría ahí, y nos gustaba tener las dos redes sociales más seguidas con una función de video diferente: FB LIVE para directos e Instagram para vídeos cuidados. Pero el auge de Snapchat hizo que otra vez los de Zuckeberg copiaran la formula del éxito para barrer a su competencia.

Y así es como nació Instagram Stories: vídeos cortos, de 15 segundos que se mantienen publicados 24 horas para seguir contando historias paralelas a las fotos y vídeos puesto con tanto esmero en la galería. El concepto de la instantaneidad cambió: las personas ya no hacían vídeos chorras como en Snapchat para pasar el rato. Instagram Stories ha conseguido dar sentido a esa inmediatez al más puro estilo de la TV tradicional. Y es que ya está naciendo una corriente de cuentas de la red social de las fotos que ofrecen “programación” específica sobre el contenido que emiten a través de esta herramienta de modo que fomentan la fidelidad del usuario ofreciéndole contenido de calidad que solo podrán ver un día concreto. Para que luego digan que el concepto de TV tradicional ha muerto. 😉

Whatsapp. Además de darnos lo que ya nos daba Telegram de poder utilizarlo a través del ordenador, Whatsapp este año nos ha dejado hacer grupos más grandes (hasta 256 usuarios), nos ha dejado escribir a través de dictados de voz, nos ha dejado enviar documentos, gifs, hacer llamadas o ahora, este mes, videollamadas. Y así nos ha dado razones para no coquetear con otras redes privadas y casarnos con ellos eternamente, sobre todo porque también nos regaló los mensajes cifrados.

Descansen en paz

Snapchat. No pudo ser, si no te alías con el rey Facebook estás muerto. Si esta red no nos ofrece nada nuevo respecto a Instagram Stories, acabará por no crecer en más sectores que un segmento nada despreciable como es el teenager, pero con los movimientos de Instagram ha perdido uso.

Google +. Continúa en la unidad de cuidados intensivos. Esta red no ha conseguido plantar cara a Facebook, mas que nada porque no ofrece nada mejor que la red reina, a pesar de que el bonus track de posicionamiento que Google prometía para blogs y marcas podría resultar atractivo. Pero lo cierto es que esta red es utilizada según la máxima de “por interés te quiero Andrés”.

Es desnaturalizado que las marcas e influencers utilicen esta web para posicionar su web si no generan conversación en la red, que es la razón de ser de una red social. Solo hay que darse un paseo por los grupos surgidos en Google, de aspecto y funciones atractivas -hasta más desarrolladas que FB para el debate o la venta de productos-. Pero allí poca gente habla -según que sectores, pero es una máxima muy generalizada-. Y sin embargo, todo el mundo publica.

Vine. Si queremos empezar esta historia por el principio, lo mejor es retroceder 4 años atrás en el tiempo, concretamente hasta 2012, año en que sus creadores presentaron esta red de entretenimiento con un formato que permitía compartir vídeos cortos con la comunidad de usuarios. Vale la pena destacar que el lanzamiento de esta red social, tuvo lugar en un entorno empresarial muy diferente y la ausencia de competencia favoreció su espectacular desarrollo posterior. La idea era bastante fresca: cuéntalo original en 6 segundos de vídeo. Quizás por eso Twitter se decidió a comprarla por la nada desdeñable cifra de 30 millones. El declive comenzó con la puesta en marcha de Instagram 4.0 y Snapchat ya permitía vídeos de 10 segundos. Esta circunstancia, unida a la baja calidad del contenido que se estaba produciendo en Vine y sus pobres opciones de monetización sentenciaron definitivamente a la plataforma.

La consolidación del vídeo

social-media-

El corazón no engaña. Será por eso que los vídeos se han convertido en la mejor manera de llegar a nuestra audiencia o promocionar productos. La reconversión de las principales redes al vídeo ha obligado a YouTube a renovarse y trabajar más en el área de contenidos de calidad:

  • Modalidad de pago “YouTube Red” implantada en Estados Unidos donde se pueden encontrar series de calidad de you tubers.
  • Youtube Kids, un área con contenido infantil para que los padres estén tranquilos
  • Youtube Music, una app para escuchar de la forma más cómoda la música que se sube a la red
  • Subida de vídeos de mayor duración y de mayor calidad (de 4k)
  • mejor interfaz, más cómoda e intuitiva
  • Streaming de buena calidad e interacción con los usuarios de calidad

Como veis, quienes vaticinan un declive de la red social de vídeos estaba equivocado, aunque Instagram Stories o Twitter ofrezcan formas de disfrutar del streaming o de la instantaneidad de forma atractiva, YouTube sigue apostando por ser la “TV de Internet” de fácil acceso para todo el mundo.

¿A vosotros cuál os gusta más? Nos encantará escuchar vuestros comentarios. 😉

Escribe aquí tu comentario

Es necesario que rellenes todos los campos. Tu email en ningún momento será público

Descrubre más entradas en nuestro blog