Los pros y contras de que Twitter hable en 280 carácteres

27 de septiembre de 2017

Siempre recordaremos este día, en el que, después de oír el despertador tempranero, hemos chekeado con uno de los ojos abiertos el timeline de Twitter para ver si el mundo seguía de pié o para ver si había acabado. La duda era si quedarse o no más tiempo en la cama.

Pero he aquí que ha pasado algo más bizarro: Twitter nos ha despertado diciendo que cambia una de sus señas de identidad para favorecer a los usuarios españoles, ingleses, portugueses o franceses pudiéramos expresarnos con mejor soltura que los japoneses o chinos, cuya grafía permite explicar más que la occidental. ¡Amplian a 280 carácteres el espacio del texto! 

Una de las principales preocupaciones del nuevo cambio: la ausencia de creatividad e ingenio en los mensajes

Imaginaos mi cara de horror… ¿Qué?? ¿Donde se quedará la creatividad, el ingenio, los mensajes concisos para comunicarse? Eso era lo que más nos gustaba de esta red social. Si, aunque alguna vez maldeciéramos o utilizaramos apps para contar mas cosas por menos. Si, todos las hemos usado en los comienzos de Twitter. Pero no molaba, porque eso significaba abrirte otra app y al final era un rollo.

Después de aquella experiencia aprendimos. Los periodistas lo teníamos algo más fácil, quizá por eso esta red dicen que sobre todo, es la nuestra. Y es qie los 140 carácteres equivalía a hacer un titular de una idea.

Entonces pudimos demostrar nuestros años de universidad superando los restos de asignaturas que te ponían en un aprieto en busca del mejor titular. Qué obsesión. Menos mal que Twitter me enseñó el sentido de la vida en un titular.

Los 140 carácteres equivalen a hacer un titular de una idea

Gracias a esta peculiaridad, hemos conocido cuentas maravillosas que nos tienen enganchadas ya sea por su filosofía en 140 carácteres, su enseñanza, su motivación… Y su humor. Que Twitter siempre nos hace reír, con una ironía muy ingeniosa.

Y también ha sido capaz de inventarse nuevos géneros literarios, como el microrrelato o la microcrítica. Que nos gusta lo rápido y lo conciso, leñe, para qué mentir.

Después de esta reflexíón nostálgica, la pregunta terrorífica:

¿realmente Twitter será mejor en 280 carácteres?

 

Nuestro pros: 

  • Puedes contar más en el mismo tuit sin necesidad de recurrir a hilos o fotografías con más texto
  • Adiós a las abreviaturas, a los mensajes en telegrama. Amemos más nuestra lengua: nos van a dejar expresarnos sin faltas.
  • Un gran atractivo para los marketeros, que podrán desarrollar mejor su estrategia de contenido de marca.
  • Aparición de nuevas formas de “contar cosas”

Nuestros contras: 

  • Pierde su identidad. Será más parecido a Facebook. Y para qué parecerse a Facebook con lo maravilloso que es Twitter
  • Más tiempo en leer menos tuit. Será menos rápido, con lo que a veces chekear el timeline puede hacerse eterno
  • Aparición de trolls que usen mucho texto para no decir nada. Nos gustan las ideas dichas de forma directa, sin rodeos, con verdad.

No sabemos si habrá el mismo ingenio que antes para contar ideas…  Pero esperamos que haya nuevas formas de ingenio adaptados a los 280.

Twitter empezará a instalar esta modalidad en algunas cuentas, será paulatino. Pero si quieres probarla desde el ordenador, te recomendamos que te descargues esta aplicación para chrome  para probarla cuanto antes. ¿Nos lo contarás? 🙂

De momento, y como siempre pasa cuando un tema se convierte en trending tropic, rescatamos algunos de los tuits más que han surgido alrededor de este cambio en la red social del pajarito: 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y a tí, ¿qué te parece que Twitter haya agrandado su capacidad de texto?

Nos gustará saber lo que piensas 🙂 Aunque si no eres muy usuario de Twitter o cualquier de las otras redes, dinoslo que te enseñamos cómo sacarles partido tanto para tu marca personal como para tu empresa. 

🙂

 

Escribe aquí tu comentario

Es necesario que rellenes todos los campos. Tu email en ningún momento será público

Descrubre más entradas en nuestro blog